PRACTICAR PILATES MANTIENE JOVEN TANTO TU CUERPO COMO TU MENTE

“El Método Pilates es la fuente de la eterna juventud”. Las personas que llevan décadas practicando Pilates estarán de acuerdo con esta afirmación. Practicar Pilates mantiene joven tanto tu cuerpo como tu mente. Pero, ¿por qué ocurre esto? ¿Qué tiene el Método Pilates para ser considerado uno de los deportes que más rejuvenece?

Respiración Plena: Con el método Pilates se aprende a respirar plenamente y profundamente. Esto es muy positivo porque, tal y como se ha demostrado, la saturación de oxígeno en las células mejora la energía y las capacidades cognitivas.

Ejercicio completo: Pilates no abusa de las repeticiones, favoreciendo el justo equilibrio para conseguir la buena forma con cada movimiento. De este modo se evitará la mecánica corporal pobre y lesiones por esfuerzo repetitivo.

Al dirigirse a todas las partes del cuerpo por igual, el Pilates mantiene el cuerpo simétricamente fortalecido y funcional durante décadas.

Amplitud de movimiento: Cada movimiento en Pilates promueve el rango completo de movimiento de las articulaciones. Este tipo de ejercicio lubrica las articulaciones y preserva los tejidos sanos a largo plazo. El mantenimiento de la capacidad de sentarse, pararse, arrodillarse y “doblarse” es la clave para la longevidad y el bienestar.

Alineación: el Método Pilates enseña a trabajar dentro de un marco seguro y fortalece el cuerpo simétricamente con cada ejercicio. Esto ayuda a contrarrestar las actividades diarias y a compensar las asimetrías que nos imponemos a nosotros mismos.

Transiciones Suaves: Las lesiones ocurren cuando hacemos la transición de una actividad a otra, y la mayoría de las veces no somos conscientes. El entrenamiento de Pilates se centra en las transiciones entre movimientos y dentro de los movimientos, el entrenamiento del cuerpo y la mente para controlar los movimientos, sin importar cuáles.

Liberación del estrés: El estrés es una de las principales causas de envejecimiento. Con el estrés, el cuerpo reacciona segregando cortisol, una hormona que hace que el cuerpo produzca energía para poder sobrellevarlo. Si el nivel de estrés es elevado y se mantiene durante mucho tiempo, los elevados niveles de cortisol afectarán al buen funcionamiento del organismo, lo que puede repercutir sobre el sistema inmunológico, los huesos y la memoria.